Archivos de etiqueta

Un artículo

Cuando se decide perdurar a trascender

Publicado por el Redactor el
13
Documentos

Ya no le queda margen político al gobierno para esquivar las decisiones trascendentes que se debían haber tomado hace seis años atrás. Ya no queda tiempo para recuperar el tiempo perdido, ni llorar por lo no realizado. La corporación financiera avanza. Los partidos que responden a los intereses de los grandes grupos económicos avanzan. La corporación judicial que defiende esos intereses avanza. Los grandes empresarios exportadores retiran el saludo, y están al acecho; al igual que las burocracias sindicales. El Imperio avanza.

Hoy, como siempre debió ser lo prioritario, cada minuto es importante en la impostergable tarea por unificar fuerzas tras la resistencia a los planes del Imperio en la región, y en la construcción de una verdadera y genuina fuerza política popular que brinde las herramientas necesarias que nos permitan concretar, en un Proyecto Nacional de Liberación, las conquistas hacia la independencia económica, política y cultural, hacia la libertad y felicidad que nuestro Pueblo se merece.
Hoy, como ayer, hace falta la grandeza política para reconocer que, en el mejor de los casos para algunos no se ha podido, y para otros sólo queda la condena popular del mote de la traición o el oportunismo. No hay más márgenes para “VERDADES QUE MIENTEN”. Es la hora de no temer, es la hora de no callar, es la hora de no especular, es la hora de la UNIDAD. Es la hora de LUCHAR por lo que siempre han peleados nuestros próceres y mártires a lo largo de nuestra historia: LIBERACION O DEPENDENCIA.

INTERESES FORANEOS:
Sin duda la decisión del gobierno de Obama es la de seguir orientando la política exterior de los EEUU hacia mayor dominación de territorios para garantizar la transferencia de renta hacia su metrópolis, más aún en plena crisis de su economía. En el 2009 se ha incrementado la desocupación (85.000 puestos en diciembre) y se produjo un nuevo debilitamiento del dólar, fundamentalmente porque no se detiene, ni detendrá el galope emisor de los papelitos verdes, sin entrar en los detalles de la timba financiera, llamada Wall Street. Norteamérica es el mayor deudor planetario. Las remesas del trabajo vivo argentino y mundial van a parar, en su forma monetaria, a los tesoros exhaustos de los países centrales. (1)
Un ejemplo claro de la voluntad de avance por sobre las soberanías de nuestros países es la constante militarización de nuestros territorios por parte de las tropas imperiales: en ese sentido va el restablecimiento de la IV Flota, patrullando las costas y territorio marítimo de Latinoamérica y del Caribe. Así como sus bases militares en nuestras fronteras terrestres, como en la Triple Frontera y en Colombia; como así también el avance de la V Flota de EEUU hacia el Golfo de Aden, y toda la militarización del mundo Oriental, estableciendo sus tropas terrestres en territorios con petróleo , gas, áreas comerciales y de transporte estratégicas. (2)
Por otra parte también es burda y evidente la intervención política del imperio en la vida de sus “colonias”. Así lo hizo en su apoyo a las dictaduras militares en nuestro país, su participación en el golpe al gobierno electo en Honduras, el mismo que preparan en Paraguay, las últimas declaraciones amenazantes de Hillary Clinton, la provocativa gira de Valenzuela, las continuas provocaciones contra Venezuela, Bolivia, Ecuador, Cuba, la contraofensiva en Irak, en Afganistán, como en tantos otros casos. Es clara la respuesta del Imperio frente a los cuestionamientos que se levantan desde el mundo “colonial” en América Latina y desde el bloque de la Organización de Cooperación de Shangai (China, Rusia, Kazajstán, Kirguizistán, Tayikistán, Uzbekistán, India, Irán, Pakistán, Mongolia). (2)
EN ARGENTINA SE MANTIENE LA MATRIZ ECONOMICA E INSTITUCIONAL NEOLIBERAL:

Mientras tanto, en Argentina de las 500 empresas más importantes, dos tercios son extranjeras. Controlan el 69 por ciento de la producción, el 70 por ciento de las exportaciones y el 84 por ciento de las ganancias. De las 30 empresas líderes, sólo 5, son nativas. En la cúpula patronal del bloque dominante, el 82 por ciento, está integrada por firmas extranjeras o empresas argentinas multinacionales. Todas las Estructuras operativas y administrativas del Estado Nacional fueron diseñadas en los años ´90, y hoy perduran.(1)
Perdura la regresividad de la distribución del Ingreso, sigue sin poder alcanzar porcentajes significativos la participación de la Clase Trabajadora en el PBI, se sostiene la devaluación de los Salarios. No se ha avanzado en una transformación profunda que permita revertir las injusticias pasadas ya que se ha decidido no modificar en nada las reformas administrativas, institucionales y económicas de fondo que ha dejado funcionando el Menemismo. Se mantienen privatizadas áreas productivas estratégicas y los servicios públicos estatales. Continúa el disciplinamiento social mediante la desocupación y la precarización laboral. En los seis años que lleva éste último gobierno no se ha desterrado la Oligopolización de los Mercados, siguen beneficiándose las grandes empresas exportadoras multinacionales ( Cargil, Dreyfus, Bunge, Nidera, etc.).
En una palabra continuamos con UN ESTADO ENDEUDADO, DEPENDIENTE DE LAS DIVISAS DEL INTERCAMBIO COMERCIAL EXTERNO, EMPRESAS EXPORTADORAS FORTALECIDAS. UN MERCADO EXTERNO EJERCIENDO SUPREMACÍA SOBRE EL INTERNO. (3)
A esto hay que sumarle el incremento de la represión violenta, sin intervención judicial muchas veces, con ordenes directas del poder político, a los sectores mas vulnerables y sobre todo a diferentes reclamos de la Clase Trabajadora organizada.- Todo ello con la complicidad directa de gran parte de las burocracias sindicales aún encuadradas en distintas centrales, ligadas directamente al Gobierno Nacional.-
La deuda externa no disminuye, muy por el contrario, no deja de crecer. Desde 1983 se han pagado US$ 220.000 millones y se deben US$ 180.000 millones. La deuda con los organismos financieros nunca se dejó de pagar, más aún, con la salida de la convertibilidad, el Estado no ha hecho otra cosa que abonar y tomar nueva deuda. A fines del 2003, no sólo la deuda no había bajado un solo dólar, sino que trepó de los 140.000 del 2001 a los 178.000 millones. El pago de los intereses para el 2004 rondó los 5.000 millones de dólares, y en 2010 hace falta el TRIPLE, otros 15.000 millones de dólares. Terminado el acuerdo con los acreedores privados los pagos se incrementarán. Se cancela deuda vieja con el único fin de poder tomar nueva deuda. (1)

PARA MUESTRA ALCANZÓ CON UN DNU:

Como si faltaran ejemplos de la crisis de representación y conducción política, y por si algún distraído e ingenuo pensaba que perduraba por siempre intacto el sentimiento, que tanto nos ha costado instalar al campo popular, sobre el NO PAGO DE LA DEUDA EXTERNA, FRAUDULENTA E ILEGÍTIMA, la Presidenta dio el sacudón necesario para que hoy todos nuevamente empecemos de cero. Todos, salvo honrosas excepciones, saliendo a defender la autonomía del Banco Central y/o el Fondo del Bicentenario para pagar la Deuda Externa, no la Interna ( lo que queda claro en nombre del Bicentenario, es que todavía nuestros próceres y nosotros no hemos concluido la tarea por INDEPENDIZARNOS DEFINITIVAMENTE).

En la primera semana del 2010 una nueva crisis política con ribetes de comedia conmueve al país. Una jueza en lo Contencioso Administrativo resuelve en dos horas y en feria reponer al destituido presidente del directorio del Banco Central, Martín Redrado, y “suspender” la vigencia del Decreto de Necesidad y Urgencia que crea el Fondo del Bicentenario.
La mayor parte de los medios de difusión y la oposición de derecha dicen que ambos decretos avasallan la autonomía del Banco Central y reclaman la inmediata convocatoria del Congreso.
En primer lugar, la Constitución Nacional no establece en forma expresa ninguna autonomía ni independencia del Banco Central. La independencia de los Bancos Centrales es un dogma impuesto por el Consenso de Washington y por el neoliberalismo, seguido fielmente en los 90 por Menem y Cavallo.
La independencia del Banco Central se complementa con la Ley de Entidades Financieras, y constituyen las principales herramientas políticas que garantizan el poder de los bancos sobre la economía y la vida de los argentinos. Estas leyes –herencia de los últimos períodos más nefastos de nuestra historia: la dictadura militar y el menemismo- hacen posible que gran parte del producto del trabajo de los argentinos se canalicen hacia la especulación, y no se reinviertan en la economía productiva.
El Decreto 2010/09 que crea el Fondo del Bicentenario es criticado por la oposición de derecha (PRO, UCR y Coalición Cívica) porque implica que una cantidad equivalente (6.500 millones de dólares) quede liberado en disputa dentro del presupuesto para atender necesidades económicas y sociales impostergables de nuestro país. No porque el Fondo del Bicentenario tenga como fin garantizar la confianza de los acreedores internacionales y eventualmente pagar la deuda externa. La oposición de derecha no se opone al pago de la deuda externa. Quiere se pague con los recursos ya previstos en el Presupuesto, o en su defecto contrayendo un nuevo endeudamiento con el FMI o el Banco Mundial. Se aduce que estos organismos de crédito están dispuestos a prestarle al país en condiciones mucho más favorables que en el pasado.
En cuanto al no pago de la deuda externa, se trata de una consigna que la oposición progresista –salvo algunas excepciones- ha abandonado desde hace mucho tiempo.
Hay una relación estrecha entre la independencia del Banco Central, la Ley de Entidades Financieras, el pago de la deuda externa y el mantenimiento de los vínculos con los organismos de crédito internacionales.
No se puede repudiar la deuda externa como fraudulenta e ilegítima y al mismo tiempo defender la sacrosanta independencia del Banco Central; como tampoco se puede plantear la justicia social y defender al mismo tiempo la propiedad privada contra la intervención estatal.
Vemos correcto la denuncia a la constitución del Fondo del Bicentenario porque con el mismo se pagaría parte de la deuda externa, fraudulenta e ilegítima, conforme lo ha establecido la sentencia del Juez Ballesteros, producto de la labor patriótica de Alejandro Olmos. Pero esto no alcanza, se debe convocar a una amplia movilización popular para luchar por el no pago de la deuda externa. De otra forma, se soslaya el debate en las organizaciones de masas sobre un tema archivado desde hace tiempo, y golpea en paralelo con la derecha con el único fin de hacer fracasar esta medida. Contribuye a la confusión general inducida por la derecha y los poderes mediáticos, que –bien lo sabe- tienen como objetivo crear nuevas condiciones de endeudamiento, reforzar los lazos de la dependencia y empeorar las condiciones de trabajo y de vida del pueblo argentino.
El control de la fuga de divisas y de la evasión fiscal no parecen figurar en la agenda de la oposición de derecha. Hoy todos defienden junto a Redrado la “independencia del Banco Central”, como si ella no fuera –hoy como ayer- el principal instrumento de las políticas de recolonización del país, emprendidas a partir de Menem-Cavallo y que en gran medida continúan hasta hoy.
Uno de los fraudes teóricos intelectuales más grandes de los últimos decenios es la idea de que los bancos centrales no hacen política, sino que se limitan a adoptar medidas técnicas sobre el conjunto de los mercados. Tales han sido las textuales palabras de Redrado. No serían políticas las decisiones que afectan al bolsillo de la gente, a sus ingresos o patrimonio. Gracias a este fraude se secuestra uno de los grandes instrumentos de la política económica del control social. Gracias a su independencia, los bancos centrales no son prácticamente responsables de nada de lo que hagan.
Y el hecho es de que no asumen ninguna responsabilidad respecto a la crisis mundial, a las inmensas cantidades de dinero que han inyectado en los mercados sin que nadie sepa a dónde van, al respaldo del capital financiero a expensas de la economía real.
No compartimos los fundamentos de la creación del Fondo del Bicentenario: reabrir el canje con los bonistas holdouts (“fondos buitre”) y el Club de París, pero no es esto lo que preocupa a oposición de derecha, sino el gasto público con los fondos del presupuesto liberados, que –según el dogma neoliberal- provocaría una mayor inflación.(4)
El Gobierno Nacional ha hecho lo imposible para obviar ésta discusión y nos ha entretenido durante años con un discurso en el atril por un lado, y la construcción de un capitalismo explotador entregado a los amigos (que nada tienen de “burguesía nacional” como ha intentado agitar) por otro.-
Lo principal ha sido que la concentración capitalista y por tanto sus consecuencias de explotación, miseria y perdida de Soberanía Nacional, ha ido incrementándose.-
Como base seguimos sosteniendo las consignas de la CGT de los Argentinos, que ya por 1968 exigía: La propiedad sólo debe existir en función social; Las y los Trabajadores, auténticos creadores del patrimonio nacional, tenemos derecho a intervenir no sólo en la producción, sino también en la administración de las empresas y en la distribución de los bienes; Los sectores básicos y estratégicos de la economía pertenecen a la Nación: el comercio exterior, los bancos, el petróleo, la electricidad, la siderurgia, los frigoríficos, los minerales y el agua, deben ser nacionalizados; los Compromisos financieros firmados a espaldas del pueblo no deben ser reconocidos; Los monopolios deben ser expulsados sin compensación de ninguna especie; Sólo una Reforma Agraria, con las medidas legales que ello requiera, puede efectivizar el postulado de que la Tierra es de quien la Trabaja.
Desde CONVOCATORIA entendemos que jamás habrá solución alguna dentro de las estructuras del sistema Capitalista.- No es posible igualdad, ni justicia Social en el Capitalismo. Y en tal sentido reivindicamos el socialismo como objetivo a construir, aún con las particularidades nacionales que eventualmente sean necesarias como se viene intentando en otros países hermanos latinoamericanos.
Sin embargo, mas allá de ratificar estos principios, consideramos que es necesario que las organizaciones sindicales y movimientos políticos del campo democrático y popular convoquen a un debate nacional a realizarse en los sindicatos, organizaciones barriales y de desocupados, en las universidades y en los lugares de vivienda y trabajo, no sólo para repudiar la deuda externa ilegítima y fraudulenta, sino para discutir y acordar las bases de las medidas que el país necesita para felicidad de su Pueblo y de su SEGUNDA Y DEFINITA INDEPENDENCIA.
PARA NO VIVIR PAGANDO Y MORIR DEBIENDO, NO AL PAGO DE LA DEUDA EXTERNA FRAUDULENTA, ILEGAL E ILEGÍTIMA – DEROGACION DE LA CARTA ORGANICA DEL BCRA

CONVOCATORIA POR LA LIBERACION NACIONAL Y SOCIAL

Enero 2010

Recopilación de conceptos y datos estadísticos de los siguientes materiales:

(1) “SI PAGAMOS LA DEUDA NOS BATE EL FASCISMO, SI RESISTIMOS TRIUNFAN LOS PUEBLOS” – FeTERA Flores (colectivo de base de la Federación de Trabajadores de la Energía de la República Argentina en CTA.) Aurora Tumanischwili Penelòn, Guillermo López
(2) “LA CONTRAOFENSIVA IMPERIALISTA-EL CASO HONDURAS Y EL MOVIMIENTO NACIONAL LATINOAMERICANO” – Héctor Menéndez
(3) “IAPI Auge y Decadencia” – Susana Novick
(4) “La independencia del Banco Central. Sus viejos y nuevos defensores” – Jorge Elizondo