Llamamiento a América Latina para suspender relaciones con el reino de Marruecos.

Tal como veníamos alertando durante el último mes, una catástrofe humanitaria y política se está produciendo en los territorios ocupados del Sahara occidental cuyas víctimas son civiles saharauis, mujeres, ancianos, niños y jóvenes indefensos.

A raíz de la intervención sangrienta del ejército marroquí para desmantelar el campamento de protesta Saharaui de Egdeim Izik instalado, hace varias semanas en las afueras del Aaiun por más de 20.000 personas, son ya varios los civiles saharauis asesinados y otro número aún sin especificar de heridos graves. La sin razón y la barbarie de las fuerzas de ocupación, se ha trasladado desde las 08:00horas de la mañana de hoy, 8 de noviembre, y hasta el momento, también a las calles del Aaiun, Dajla, Smara, Bojador y otras ciudades. La ciudad de el Aaiun está, en estos instantes, en llamas y los colonos marroquíes, alentados por las autoridades de ocupación, están participando, juntos a las fuerzas militares, en lo que ya se perfila como una autentica limpieza étnica.

El pueblo saharaui en los territorios ocupados del Sahara occidental, está siendo amordazado y aplastado a la luz del día por la fuerza bruta de marruecos y sus fuerzas militares, policiales y de gendarmería, sin ningún testigo que su propio sufrimiento y tenacidad. Esta masacre ha sido perpetrada por marruecos justo el día que debían dar comienzo en nueva york las negociaciones entre saharauis y marroquíes bajo los auspicios del representante especial de la ONU para el Sahara occidental, Christopher Ross para buscar una salida pacífica y negociada que garantice el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación. Esta actuación por parte de marruecos, es un golpe mortal para los esfuerzos de mediación del sr. Ross quien recientemente llamo a las partes a abstenerse de acciones que puedan aumentar la tensión.

El gobierno saharaui al condenar enérgicamente los graves acontecimientos, llama la atención de los gobiernos de américa latina, y de los partidos políticos, sindicatos, organizaciones de derechos humanos y el conjunto de la sociedad civil sobre la gravedad de la situación en las zonas ocupadas del Sahara occidental. Se trata de hechos y actitudes que constituyen, no solo una violación flagrante a los más elementales derechos del hombre, sino una apuñalada directa a los esfuerzos de paz emprendidos por nuestro gobierno y por las naciones unidas y una clara violación del alto del fuego suscrito por las dos partes desde septiembre de 1991.

Creemos que por sentido de justicia y de coherencia, es el momento de que los gobiernos de américa latina se sumen a la decisión de la unión africana, suspendiendo formalmente las relaciones diplomáticas con el reino de marruecos. El estado marroquí con su conducta de estado medieval, hoy por hoy, no es digno de las relaciones y el trato que le dispensan los estados democráticos de américa latina, puesto que recuerda a sistemas y conductas de regímenes denostados en la historia de la región y de la humanidad.

Hach Ahmed

Ministro

8 de noviembre de 2010

Ocupación marroquí de Sahara occidental

Reclaman a la ONU que proteja a los civiles saharauis en El Aaiún

El Frente Polisario reclamó a la ONU que proteja a los civiles saharauis después de que Marruecos desmantelara por la fuerza el campamento instalado en las afueras de El Aaiún y se registraran disturbios en esta ciudad. Rabat optó por impedir el acceso a la capital saharaui de los medios internacionales, pero el cerco informativo no pudo evitar que se sucedieran las movilizaciones en defensa de los derechos del pueblo saharaui en el extranjero.

El ministro saharaui de Exteriores, Mohammed Uld Salek, denunció ayer el «acto de barbarie» que las fuerzas de seguridad marroquíes llevaron a cabo al desalojar el campamento de protesta de Gdeim Izik, en las afueras de El Aaiún, y demandó una intervención urgente del Consejo de Seguridad de la ONU «para poner fin a este crimen».

Uld Salek hizo un llamamiento a las asociaciones internacionales a «ayudar a los saharauis de los campamentos, que hacen frente con las manos desnudas a las fuerzas especiales marroquíes».

Junto a ello, el ministro saharaui destacó que el ataque contra el campamento «ha sido premeditado» y aseguró que los ocupantes marroquíes «para actuar con total impunidad» han expulsado durante los últimos días a la prensa extranjera, a los observadores y los parlamentarios que querían visitar el campamento de protesta.

«No querían testigos que den cuenta de la brutalidad con que se han empleado contra los saharauis, entre ellos muchas mujeres, niños y ancianos», dijo.

Las fuerzas marroquíes entraron ayer a las 7.15 [8.15 en Euskal Herria] en el campamento de Gdeim Izik, levantado en las afueras de El Aaiún, para denunciar la conculcación de los derechos de los saharauis por parte de los ocupantes marroquíes.

Los agentes pidieron por altavoces que las mujeres y los niños desalojasen el campamento, tras lo que procedieron a intervenir con cañones de agua, gases lacrimógenos y porras para desalojar a los más de 25.000 saharauis que se calcula que permanecían en él.

Asimismo, en El Aaiún cientos de personas salieron a la céntrica avenida Smara para protestar por la intervención y colocaron varias barricadas, registrándose incidentes con los agentes marroquíes, según testigos.

La activista española Isabel Terrazas relató a Efe por teléfono desde El Aaiún que las manifestaciones eran masivas y que miles de personas habían salido a las calles de la capital saharaui.

Según explicó, el campamento de Gdeim Izik fue completamente desmantelado y los saharauis desalojados se dirigieron a El Aaiún para unirse a las protestas.

El cerco mediático impuesto por Marruecos hacía muy difícil conocer cuántos muertos provocó su intervención. Fuentes del Polisario señalaron que se habían registrado trece muertos, pero posteriormente redujeron esta cifra, señalando que había un muerto.

Marruecos, por su parte, señaló que habían muerto tres agentes durante el operativo. El prefecto de la Policía marroquí en El Aaiún, Mohammed Dkhisi, negó que hubiera civiles muertos. El presidente de la Asociación Sahara Marroquí (ASM), Reda Taujni, quiso restar relevancia al asalto policial e indicó a Efe que «han ardido algunas jaimas porque la gente ha hecho explotar bombonas de gas para intentar que no entraran los agentes».

Taujni, que defiende la ocupación marroquí de Sahara Occidental, destacó que «varios centenares de civiles [colonos marroquíes] se han unido a los agentes en contra de los activistas [saharauis]» en El Aaiún, donde, según señaló, se quemaron comercios y sucursales bancarias. El ataque no frustra las conversaciones en EEUU

Marruecos y el Frente Polisario iniciaron ayer en Manhasset, a las afueras de Nueva York, su tercera reunión informal auspiciada por la ONU para intentar reanudar el proceso de negociación sobre la soberanía de Sahara Occidental, informó el organismo internacional.

El portavoz de la ONU, Martin Nesirky, lamentó que la primera de las dos jornadas de conversaciones convocadas por el enviado especial de la organización para Sahara Occidental, Christopher Ross, coincida con el desmantelamiento por la fuerza del campamento saharaui de Gdeim Izik.

«Es bastante lamentable que estas operaciones y los acontecimientos que las precedieron y siguieron hayan afectado a la atmósfera en la que se celebran las conversaciones», dijo en una conferencia de prensa Nesirky, quien pidió contención a las dos partes.

El portavoz explicó que el organismo cuenta con información contradictoria y superficial acerca de las razones de la operación, el nivel de las fuerzas empleadas, así como el número de víctimas en ambos bandos.

«De todas maneras, según todas las informaciones y con nuestro profundo pesar, se han producido muertos y heridos. El personal de la ONU en Sahara Occidental trata de recopilar todos los hechos para tener un relato completo de lo sucedido», agregó.

En medio de un ambiente tenso, Ross recibió a las dos delegaciones en el complejo Greentree de Manhasset.

A las mismas también asisten en calidad de observadores representantes de los países vecinos, Argelia y Mauritania.

El objetivo de la reunión era avanzar en la preparación de una quinta ronda del proceso de negociación que las dos partes iniciaron en 2007, pero que desde hace dos años permanece estancado y no tiene visos de reanudarse.

Sin embargo, la gravedad de los enfrentamientos en la ex colonia española se convirtieron en inevitable protagonista del encuentro y llegaron incluso a poner en duda su celebración, dijeron a Efe fuentes diplomáticas.

Marruecos y el Frente Polisario han celebrado desde 2007 cuatro reuniones directas en Manhasset, sin que hayan logrado acercar sus posiciones.

fuente: GARA

El Frente Por la Liberación de la Saguia El Hamra y Río del Oro (POLISARIO) es algo más que un partido político, un ejército de liberación o un movimiento independentista. Algo más que los cimientos del gobierno de la República Arabe Saharaui Democrática, hoy ocupada en un 75% por Marruecos. Es el representante legítimo de la sociedad saharaui, el pueblo mismo, su propia historia moderna.

Los acontecimientos de Zemla del 17 de junio de 1970, liderados por Bassiri, marcan la génesis del moderno nacionalismo saharaui, un movimiento que se configura frente a la intransigencia de la entonces potencia colonizadora, España. Madrid reprime a sangre y fuego la primera manifestación masiva que reclama la autodeterminación del Sahara Occidental, un hecho que no sólo frena sino que impulsa y extiende la lucha de liberación por todo el territorio, introduciendo el componente de resistencia armada.

La creación del Frente Polisario, el 10 de mayo de 1973, a iniciativa del extraordinario líder saharaui El Uali Mustafa Sayed, supone la cristalización de un nacionalismo maduro, que deberá enfrentarse, con escasísimos medios, al ejército español primero y, tras el abandono de la colonia del país europeo, a los ejércitos mauritano y marroquí. A pesar de las dificultades de los primeros tiempos, el crecimiento del Polisario es meteórico y las acciones de su brazo armado, Ejército de Liberación Popular Saharui (ELPS) no hacen sino aumentar su prestigio entre la población saharaui.

El 12 de mayo de 1975, una Comisión de la ONU viaja al territorio saharaui con el objeto de analizar el conflicto territorial, haciendo público a su regreso que «el Polisario es la única fuerza política dominante en el territorio y que la inmensa mayoría del pueblo desea la independencia».

El Frente Polisario proclama la constitución de la República Árabe Saharaui Democrática el 27 de febrero de 1976, el mismo día en que el último soldado español abandona el Sahara Occidental. Tras la salida de España y la entrada de Mauritania y Marruecos, el Polisario se ve obligado a proteger a las miles de personas que huyen de los nuevos ejércitos ocupantes y a organizar su asentamiento en la hammada de Tinduf. En esta hégira, la aviación alauita llegó a bombardear con napalm y fósforo varios campamentos de refugiados, provocando la muerte de centenares de civiles.

Mauritania, tras constatar terribles pérdidas materiales y humanas, incapaz de derrotar a un ejército popular cada vez más preparado y con más medios, firma la paz con el Polisario en 1979, un hecho que es aprovechado por Marruecos para ocupar automáticamente el territorio dejado por los mauritanos.

El Polisario, a la par que trata de poner en marcha su modelo de sociedad en los campamentos de refugiados de Tinduf, dirige la guerra contra Marruecos hasta el alto el fuego de 1991 y, a partir de entonces, las negociaciones para la puesta en práctica de los planes de paz de Naciones Unidas y la descolonización total del territorio.

Desde su constitución el Frente Polisario ha celebrado doce congresos y ha tenido dos secretarios generales:

Luali Mustafa Sayed: desde el 10 de mayo de 1973 hasta 9 de junio de 1976

Mohamed Abdelaziz: desde el 30 de agosto de 1976 hasta la fecha

El Congreso Popular es la máxima instancia política del Frente. En su seno se confecciona el programa de acción nacional y se toman las decisiones más importantes de la vida del pueblo saharaui.


A %d blogueros les gusta esto: