Desde nuestra perspectiva, el lugar donde se hace visible la mayor contradicción existente con las relaciones económicas y sociales que nos impone el capitalismo y su expresión superior, el imperialismo, es en el seno de la clase trabajadora.

Es en ese terreno donde se manifiesta la imposibilidad de  conciliar  los intereses de clase con los que guian a la oligarquía argentina pro-imperialista;  por eso decimos que el enfrentamiento  con  el  imperialismo  adquiere  un  carácter  nacional y de clase. 

La comprensión de este doble carácter del enfrentamiento es fundamental, pues no se resolverá la contradicción con el imperialismo, si no se  resuelve  en  favor de los trabajadores la lucha por la conquista de la conducción en el campo popular.

Tampoco podrá resolverse esta contradicción  sin comprender el carácter nacional que  la  clase  trabajadora le imprime a esta lucha.

Sólo la clase trabajadora, que no tiene ninguna vinculación con los intereses que defienden las empresas multinacionales y los sectores nacionales burgueses (cuyo único objetivo es el de su explotación)  puede  erigirse como el principal motor social para un desarrollo económico  independiente de la Argentina.

Estamos hablando de intereses, y sobre todo de la representación política de esos intereses. De ahí que con sólo decir que alguien es obrero no nos dice nada, incluso tampoco con que se nos diga que es dirigente sindical, aún cuando haya sido elegido.

 Si esto no fuera así, sería difícil explicar fenómenos como dirigentes traidores tipo los “Gordos” de la CGT, o los Pedraza, Gerardo Martínez, Cavallieri y otros, así como antes lo fueron Vandor, Alonso o Rucci.

Y aquí es donde tiene razón de ser CONVOCATORIA, entendemos que no alcanza con las estructuras sindicales, aún cuando las mismas estén integradas por dirigentes honestos y luchadores si no se inscribe en una lucha mayor.

Para nosotros, la lucha principal es política, en cuyo caso la herramienta tendrá que ser en consecuencia.

Instamos a que en los lugares de trabajo y organizaciones sindicales se luche por conquistar una dirigencia que esté a la altura de las exigencias de honestidad, coherencia y espíritu de lucha; pero asimismo invitamos a que se considere  CONVOCATORIA como una herramienta política para alcanzar un mayor nivel de conciencia de clase, para organizarnos y para disputar Poder, sobre todo el del Estado, hacia la construcción de una sociedad sin explotadores ni explotados.

Convocatoria SEGUNDA INDEPENDENCIA ha ido poco a poco logrando una representación sindical genuina y legítima en diferentes sectores de trabajo. Hoy tenemos cros y sobre todo cras que han alcanzado una importante representación sindical en los gremios donde trabajan. Han sido elegidos por sus compañeros y sus compañeras.

Y sobre todo, en esa disputa sindical para alcanzar las representaciones en Comisiones internas o en direcciones provinciales de gremios nuestros compañeros y compañeras jamás ocultaron su identidad política y en ningun caso tuvieron que ceder o someterse a alianzas espurias con sectores de la burocracia sindical pro patronal, capitalista o ligada a lo peor de los partidos políticos.

 Convocatoria SEGUNDA INDEPENDENCIA entiende que el escabullirse o enmascarar nuestro verdadero proyecto político en el Frente Sindical (igual que en otros frentes) no nos hace mejores, no nos garantiza crecimiento genuino en el seno de la Clase Trabajadora, al contrario, en muchos casos sería peor porque estaríamos engañando o mintiendo a los cros de trabajo diciéndoles lo que no somos o no diciéndoles lo que realmente somos.

Esto no significa que hagamos de ello un ideoligimo purista, lejos estamos de esto.

Pero si hay un frente donde justamente tenemos que ser extremadamente sinceros es el sindical porque Convocatoria entiende que la Clase Trabajadora sigue siendo el sujeto activo de un proceso revolucionario.

Y es en el seno de la clase trabajadora donde más anidan los proyectos peronistas de conciliación de clases. Y es en el Frente Sindical donde más peso tienen las burocracias de identidad peronista que han saboteando todos los procesos revolucionarios en los últimos 50 años en la Argentina, exceptuando algunas honrosas excepciones como las fueron las del período de la Resistencia Peronista (1957/1970 aproximadamente) y otros hechos de la historia argentina que fueron marcados con sangre y fuego.

La burocracia sindical peronista, aliada a las patronales y a los Estados capitalistas -sean estos del signo que fueren- son enemigos de los intereses de la Clase obrera y sólo han retrocedido cuando nuestro Pueblo pudo generar organizaciones revolucionarias que fueron un importante sustento a las luchas obreras y les pusieron límites a los burócratas por distintas vías.

Nuestros compañeros y compañeras del Frente Sindical de Convocatoria SEGUNDA INDEPENDENCIA tienen perfectamente claro esta cuestión.  Y por lo tanto una cosa es acceder e integrar una estructura Sindical donde hay burócratas de todo tipo y/o proyectos reformistas o capitalistas (son estructuras de masas) y otra muy diferente es dejar de lado nuestro proyecto revolucionario para llegar a esos lugares.

Si hay algo en lo que insistimos en nuestra formación interna de Convocatoria y que reclamamos con énfasis en nuestra planteos de alianzas, es que las situaciones coyunturales, puntuales, las tácticas específicas  JAMÁS puede ir separada, y menos en contramano, de la estrategia principal de nuestro Proyecto.

Seria como decir una cosa y hacer otra. Sería como decir que vamos para un lado y en realidad estamos tomando el camino contrario.

Creemos firmemente en nuestro Pueblo. Creemos en nuestra Clase Trabajadora y creemos que la elevación de su nivel de conciencia deviene SIEMPRE de la única fuente que lo puede hacer posible: la inserción de los revolucionarios permita configurar estructuras político/sindicales que sean reconocidas y puedan hacer posible avanzar en sus luchas tanto reivindicativa como políticas.

Para lograr esto no hay atajos posibles, y los que lo intentan por supuestos atajos contradiciendo la línea política que supuestamente dicen seguir, fracasan una y otra vez porque se diluyen en las burocracias sindicales capitalistas, en general de identidad peronista.

Somos conscientes que el que proponemos es el camino más largo y difícil en el frente de masas de los trabajadores, pero la Historia nos dice que no hay otra.

  • Importante logro en el frente sindical- Carolina Alac directora del departamento de derechos humanos de los pueblos – Ate Río Negro
  • Denuncia a Gerardo Martínez y repudio a la agresión de la UOCRA en Chubut al pueblo en movilización contra la megamineria
  • A %d blogueros les gusta esto: